Lo que tu posición favorita para el sexo dice de ti

El clásico Misionero

posicion misionero

A la vieja escuela

La posición más conocida por todos en el mundo, lo más seguro es que practicando ésta posición fue que perdiste tu virginidad y es lógico pues es la más natural de todas, el hombre arriba envolviendo con toda su masculinidad a la mujer y la mujer abajo recibiendo todo lo que el hombre tiene para darle, estando en ésta posición la responsabilidad recae toda sobre ti pero siempre hay un poco de colaboración de parte de ella. Puedes comenzar con una buena cita, una cena y luego suavemente llevarla a tu destino, aqui encontraras mas ideas de donde ir si es que estas interesado, esto hara que el sexo sea mas intenso y satisfactorio para ambos. Es lo más natural pero de allí a que sea tu preferida hay una gran diferencia. Los hombres que se decantan por el misionero son simples en todos los aspectos de su vida, no hace falta complicar las cosas si la manera sencilla es eficiente; disfrutas del vínculo que se crea cuando miras a tu mujer a los ojos mientras le das placer y de igual forma disfrutas el descansar sobre su pecho una vez has drenado todas tus energías dentro de ella, eres un hombre confiable y de buen corazón.

El estilo Perrito

posicion de perrito

El dominador

Si eres de los que prefiere esta posición entonces entras en la categoría de los hombres autoritarios, aquellos que saben que son los más aptos para asumir el rol de líder en la vida, estás consciente de que para que las cosas salgan bien hechas debes hacerlas tú mismo así que te impones con pie firme y te ganas el respeto de los otros con tus acciones. Si quieres mas detalles de como follar, aqui te dejo el link de los sitios mas confiables de la web para follar mujeres facilmente. Tener inclinación hacia ésta posición revela además que te gusta tener la razón, perder no es una opción válida, lo mínimo que aceptas es un empate; tu mujer no sólo recibe violentas oleadas de placer con cada movimiento sino que también nalgadas hasta que su piel se torne de un color rosa terso; eres el amo por excelencia y te gusta combinar dosis de placer con un poco de dolor, por lo que te atrae la idea de alternar el sexo anal con el vaginal una vez que tu mujer está a tu merced hasta que llega el punto en que explotas en un violento orgasmo y tu semen cae sobre su espalda, sus glúteos o mejor aún sientes como la llenas por dentro con tu néctar.

Tu mujer arriba

mujer arriba

La Vaquera

Esta posición es la elegida por los hombres más soberbios, si eres de los que se acuestan en la cama y la dejan a ella hacer todo el trabajo entonces eres el macho cazador, conoces muy bien tu función en la vida, sabes que es tu deber llevar la comida a la mesa pero no por eso debes también cocinarla, eso es trabajo de la mujer; llegas cansado, estresado y para aliviar toda esa tensión necesitas una mujer que te atienda, te de un masaje y luego drene hasta la última gota de tu semen para poder tumbarte a dormir tranquilo, ella ha estado esperando tu llegada y tu como su hombre le traes tu pene erecto para que ella se de placer y te de placer a ti no sólo físico sino visual, ver sus senos brincando te enloquece y te ríes al ver como se vuelve loca con tu pene dentro de ella empujando sus órganos hacia arriba, sabes que mereces esta clase de atenciones porque te las has ganado después de tanto trabajo y ella te debe a ti brindarte todas las comodidades que tú le exijas eso incluye sacarte todo ese estrés acumulado en tus testículos.

Posiciones no convencionales

posiciones exoticas

Posiciones exóticas

Si eres de los pocos que se salen del molde y tu posición favorita lleva un nombre que prácticamente solo tú de entre todo tu círculo social eres el que conoce, entonces formas parte de la minoría que ha tenido tanto sexo que ya lo ha convertido un arte; todos los hombres tenemos esa tendencia a experimentar nuevas posiciones, muchos las aplicamos durante el sexo para retrasar el orgasmo pero sólo unos muy pocos han puesto a prueba los límites de sus cuerpos ampliando su gama de conocimientos hasta tal punto que han desarrollado un gusto exclusivo, algo particular que incluso no ha cruzado nunca la imaginación de otros. Esta es obviamente un arma de doble filo, tener un gusto tan particular te puede hacer ver como un “raro” o un verdadero veterano ante los ojos de una mujer, arrastrarlas hasta esa posición inusual también puede ser un riesgo que muchas veces no quieras correr; no todos tienen el mismo espíritu aventurero y mucho menos la condición física para tolerar las exigencias del sexo combinadas con el placer y la dificultad de lograr dicha posición. Te recomiendo que busques personas con tu mismo espíritu irreverente y nunca dejes de aprender, porque si ya has llegado tan lejos sabrás que sólo estás dando los primeros pasos en un extenso camino por recorrer.